Previous Next

 

Luego de más de 2 semanas de entrar en paro, los maestros siguen dándose cita en las calles para exigir  voluntad política real de parte del Estado y mientras que el Ministerio y los medios masivos de comunicación se quieren hacer sentir presionando al Magisterio para que vuelva a las aulas y mostrarlos como una “parranda de vagos”, estos no dan marcha atrás y esperan que se pueda llegar a un acuerdo en el que se puedan mejorar sus pauperrimas condiciones laborales y de bienestar y donde además sea el estudiantado el principal beneficiado, ya que las políticas que se han venido implementando por querer quedar bien con organismos e instituciones de orden mundial han generado más caos y problemas que soluciones en la situación de la educación colombiana.

 

La constante movilización a la que se han volcado nuestros maestros ha hecho colapsar ciudades enteras por las masivas manifestaciones que han ido desde la toma de ciudades estratégicas, la toma de Bogotá, marchas de antorchas, toma de localidades, entre otras. 

La marcha del miércoles pasado contó también con el apoyo de universidades públicas como la Universidad Distrital y la Universidad Pedagógica Nacional, y de obreros que decidieron dejar sus labores un momento para expresar su agradecimiento al profesorado colombiano tanto por sus enseñanzas en el aula como por su verraquera y sus permanentes clases de dignidad y compromiso en las calles.