¡No es hora de callar! Llevo 14 años haciéndolo y hoy decidí gritarlo. ¿Tengo miedo? Si, aún lo tengo. Temo que el mundo – y mi familia- no me crea o que diga que fue mi culpa, como tantas veces sucede en estas ocasiones. Sin embargo, estoy cansada de callar. Durante los últimos años meditaba si contarlo o no, y buscaba el momento adecuado. Hoy, 25 de mayo, Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual, me llené de fuerza. Esta es mi historia:


Hoy sucedió algo que desde hace meses diferentes organizaciones sociales hemos estado solicitando, la salida del General Rodolfo Palomino del cargo de la dirección nacional de la Policía Nacional. Sin embargo, los hechos que rodean la salida del General el día de hoy, no responden a las denuncias penales realizadas, sino a la homofobia propia de la sociedad colombiana, la cual supieron aprovechar muy bien los medios de comunicación y la Procuraduría para propiciar la salida del General. 

 

 

 

Yo aborté, lo hice a la edad de los 21 años, y son muy pocas las personas que lo saben, un par de amigas quizá pero nadie de mi familia, hoy, casi diez años después puedo decir que no guardo ningún sentimiento de culpa o arrepentimiento, al contrario pienso que en mi caso fue la decisión más responsable que puede haber tomado