El pasado 21 de abril, Miguel Ángel Barbosa, estudiante de Tecnología Mecánica de la Facultad Tecnológica de la Universidad Distrital, estaba participando de la jornada de protesta en el marco de la movilización que la comunidad universitaria de dicha institución viene adelantado durante todo este semestre. Se desarrollaba un pupitrazo cultural en rechazo a  la elección antidemocrática de rector que viene promoviendo el Consejo Superior Universitario,  contra los malos manejos administrativos, en contra del decreto 2450 de 2015 del Ministerio de Educación, que estandariza los programas de licenciaturas y en rechazo al anuncio de la administración de Enrique Peñalosa de suspender 10.000 cupos para la educación superior en el distrito.


 

 

 

Lo más frecuente en una democracia débil como la colombiana es que nos de miedo llamar a las cosas por su nombre, lo que paso ayer en Duitama es un asesinato, ayer un policía mato a un ciudadano, ayer un policía nos recordó que la muerte, no es muerte cuando la Policía mata y asesina a un joven. La muerte se convierte en plan, política, orden y gobierno.


El día de ayer 14 de julio de 2016, varias organizaciones defensoras de derechos humanos y acompañantes internacionales nos desplazamos desde Bogotá al Departamento de Boyacá, con el fin de efectuar una verificación de la situación de derechos humanos que se presenta en este departamento con ocasión del paro nacional de transportadores de carga, encontrando hechos que generan gran preocupación.